Las estrías y el embarazo

A A A

Las estrías son un problema que se presenta a un gran número de mujeres embarazadas. Para hablar de estas lesiones en la piel lo primero que debemos tener en claro es qué son y por qué aparecen.Estas marcas que se producen en la piel - en principio con un tono rosado que luego torna blanco - son el producto del desgarro de las fibras elásticas de la piel. Es común que aparezcan en circunstancias en las que hay un gran incremento de peso en poco tiempo, como suele ocurrir en los embarazos.Aunque existen algunas maneras de prevenirlas, los profesionales aseguran que la genética de la piel marca la tendencia de cada mujer a tener o no estrías.Sea cual fuere nuestro caso, siempre es bueno darle una mano a la naturaleza y tomar algunas medidas, por eso aquí les damos algunos consejos sobre el tema: Hidratarse correctamente. Durante los meses de embarazo es normal que la piel se reseque. Esa sequedad trae como consecuencia que los tejidos pierdan elasticidad. Por eso es necesario beber dos litros de agua todos los días. Las cremas humectantes también son útiles a la hora de combatir las estrías, en el mercado hay un gran abanico de ofertas, es solo cuestión de buscar la ideal. Controlar el aumento de peso. Si bien la gestación de un niño justifica el incremento de algunos kilos hay que estar atentas a no excederse. Lo recomendable es seguir una dieta balanceada con la menor cantidad de grasas posible y que tu médico de cabecera la controle. El clima puede jugar en contra. El sol y el frío tienden a absorber la humedad natural de la piel. Si el embarazo se lleva adelante en lugares en que la condiciones climáticas no ayudan, es necesario duplicar esfuerzos e hidratar la piel al menos tres veces al día. ¿Te cuidás de las estrías? ¿Qué métodos utilizás?

» Escrito por

Gente qué leyó este articulo, también leyó