Prudencia al volante: la prevención de siniestros viales

A A A

ruta


En la Argentina, los siniestros viales causan muchas víctimas al año, provocando muertes y consecuencias muy graves para la salud de los involucrados. Habitualmente hablamos de los siniestros viales como "accidentes viales" o "accidentes de auto". Sin embargo, muchos de ellos no son accidentes, ya que podrían haber sido evitados si los conductores y los acompañantes hubieran tomado todas las precauciones recomendadas para disminuir los riesgos.

Desde Emergencias queremos colaborar con las diferentes campañas de concientización vial, que tienen como objetivo disminuir la cantidad de siniestros viales. Por ese motivo, les dejamos algunas recomendaciones para viajar seguros:

Conducir con cuidado y respetar las normas de tránsito:
es el consejo más importante. La prudencia al volante es la mejor manera de evitar los accidentes.

Darle al descanso la importancia que merece:
cuando nos disponemos a manejar tenemos que estar bien descansados. El cansancio produce reflejos más lentos y supone el serio riesgo de que nos quedemos dormidos mientras manejamos.

Usar el cinturón de seguridad o el casco:
la mayoría de las lesiones en los accidentes de auto se producen por el impacto contra las diferentes partes del vehículos: volante, parabrisas,  tablero de control, etc. El cinturón de seguridad limita nuestra movilidad y, de esta manera, reduce los riesgos de sufrir un impacto grave. Asimismo, en los accidentes de motos el mayor riesgo es el impacto de la cabeza contra el suelo. El riesgo se reduce mucho cuando usamos casco.

No tomar alcohol antes de manejar:
el alcohol y el volante son una combinación extremadamente riesgosa. El alcohol produce una falsa sensación de seguridad, reduce los reflejos, cambia el comportamiento y limita nuestros sentidos.

Llevar a los chicos en el asiento de atrás y con el cinturón puesto:
la parte trasera de los autos es la más segura. Los chicos, que son más débiles, deben viajar en la parte trasera y tener el cinturón de seguridad puesto. Los bebés deben viajar en asientos especiales.

No hablar por celular mientras manejamos:
el celular produce distracciones y reduce la capacidad de hacer maniobras. Según las investigaciones, el uso del celular produjo un aumento importante en la cantidad de accidentes.

Conducir con las luces bajas prendidas
:
gracias a las luces bajas, los autos son visibles a mucha mayor distancia.

Si bien estas son las recomendaciones más importantes, hay algunas más que se deben tener en cuenta. Para ver información más detallada, recomendamos visitar la página del CESVI.

» Escrito por

Gente qué leyó este articulo, también leyó