Tomar medicamentos de manera responsable

A A A

automedicacion

 ¿Qué significa la automedicación?

La automedicación ocurre cuando tomamos un medicamento sin consultar al médico. Es decir, que el médico no interviene ni en el diagnóstico ni en la indicación o el seguimiento del tratamiento.

Esta es una conducta cada vez más frecuente, aunque hay que distinguir entre la automedicación responsable y la automedicación sin control. Ser responsable, en este caso, sería tomar sólo medicamentos de venta libre para tratar dolores leves, y hacerlo únicamente por un tiempo limitado. Cuando tomamos medicamentos con receta sin prescripción médica, o cuando tomamos medicamentos de cualquier tipo de manera frecuente y sin recomendación de un especialista, estamos comportándonos de una manera riesgosa. Lamentablemente, hay una tendencia a que cada vez más personas actúen de este último modo.

¿Qué son los medicamentos de venta libre?

Los medicamentos de venta libre son aquellos que no necesitan receta para venderse. Según la ley de nuestro país, para que un medicamento sea de venta libre es necesario que no represente ningún riesgo para la salud cuando se usa en las formas, las dosis y las condiciones previstas. En otras palabras, esto quiere decir que si respetamos las indicaciones que vienen con los medicamentos no deberíamos tener problemas.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que incluso el uso de los medicamentos libres puede tener efectos negativos. A veces pareciera que este tipo de medicamentos no produce ningún efecto, pero si los usamos fuera del contexto para el cual fueron producidos o sin tomar en cuenta las indicaciones, podemos perjudicar nuestra salud. Por tal motivo, es importante difundir y ser conscientes de los riesgos de la automedicación.

Por lo tanto, podemos resumir la automedicación responsable en las siguientes conductas:

• Nunca tomar medicamentos que requieran receta si no lo indica un médico.

• Usar los medicamentos de venta libre sólo para dolencias leves.

• No tomar medicamentos de venta libre de manera sistemática y frecuente si no lo recomienda un médico.

• Seguir siempre las instrucciones de la medicación: tomarlo solo para las dolencias indicadas, no tomarlo con más frecuencia ni por más tiempo que el indicado, respetar las contraindicaciones y cualquier instrucción extra que se incluya.

» Escrito por

Gente qué leyó este articulo, también leyó