¿El Vapeo aumenta las posibilidades de contraer COVID19?

A A A

 

El vapeo ¿aumenta la posibilidad de enfermarme de COVID-19?

 

Los dispositivos de vapeo, introducidos en el mercado en el año 2007 como ayuda para dejar de fumar, se han vuelto populares entre los jóvenes y adultos jóvenes debido a sus atractivos sabores y la percepción de que no tienen efectos negativos para la salud. Sin embargo, está surgiendo evidencia de que vapear puede introducir altos niveles de sustancias químicas peligrosas en el cuerpo y causar lesiones pulmonares graves y la muerte.

Hay varios inconvenientes con el vapeo y entre ellos podemos mencionar:

*        Vapear es una puerta de entrada común al consumo de tabaco y marihuana para adolescentes y adultos.

*        El dispositivo de vapeo Juul ofrece altas concentraciones de nicotina que pueden representar un mayor riesgo de adicción a la nicotina.

*        Vapear ha tenido consecuencias no deseadas que incluyen el envenenamiento de niños que ingirieron nicotina líquida, incendios y explosiones por baterías defectuosas en los dispositivos y efectos en el cerebro en desarrollo.

*        Vapear está asociado con enfermedades respiratorias y, en casos raros, con la muerte, probablemente debido a la introducción de agentes vaporizados en los pulmones. Pequeñas cantidades de metales pesados, acetona y otros compuestos cancerígenos en el aerosol de vaporización pueden causar daño pulmonar.

Según un estudio publicado en el Journal of Adolescent Health los estudiantes en edad universitaria que vapean tienen de cinco a siete veces más probabilidades que sus compañeros que no lo hacen de contraer COVID-19. El estudio examinó los resultados de la encuesta de más de 4.000 personas, de entre 13 y 24 años, en todo Estados Unidos, y es el primer estudio de este tipo que examina el vínculo entre el vapeo y la vulnerabilidad al Coronavirus mientras que otros estudios han determinado vínculos entre fumar cigarrillos y la vulnerabilidad al COVID-19.

En este estudio se establece que la propagación puede deberse no solo al daño infligido a los pulmones de quienes vapean, sino también a las prácticas que rodean al vapeo. Aquellos que vapean pueden ser más propensos a quitarse las máscaras para fumar, compartir bolígrafos vapeadores o tocarse la boca o la boquilla del dispositivo, todas estas prácticas que podrían contribuir a la propagación del COVID-19 en el campus.

 

» Escrito por Silvio Aguilera

Gente qué leyó este articulo, también leyó